Cruz Roja Peruana celebra primera inducción de voluntarios del año en Lima

Cruz Roja Peruana celebra primera inducción de voluntarios del año en Lima

Más de un centenar personas formaron parte de las charlas informativas para ser parte del programa de voluntariado en Lima

En la Cruz Roja Peruana puedes encontrar a una gran variedad de personas: desde estudiantes de medicina hasta periodistas y sociólogos, pasando por padres de familia e incluso artistas, el público es bastante diverso. Sin embargo, a pesar de sus diferencias, todos contestan lo mismo cuando se les pregunta qué los impulso a unirse a la organización: el ayudar a los demás sin recibir nada a cambio.

Ese sentimiento en común hizo que más de cien personas se reunieran los días sábado 18 y domingo 19 de enero para la primera convocatoria de voluntarios del año. Y esos números solo hablan de los interesados en Lima.

“Al día recibimos muchos correos preguntándonos cómo pueden hacer voluntariado en Cruz Roja y tratamos siempre de responderlos todos”, relata Andrés Medina, coordinador nacional de Voluntariado. En realidad, fue tanta la demanda que se tuvo que cambiar el lugar del evento al auditorio de la Universidad Las Américas porque en el local principal de Cruz Roja Peruana, no cabían todos.

En cuanto a la charla de inducción, se les presentó a los asistentes el modelo de trabajo y la capacitación que se le brindará en la Formación Básica Institucional (FBI) que los convertirá oficialmente en voluntarios activos de Cruz Roja Peruana. Además de la experiencia de ayudar al prójimo.

“Mi familia y yo siempre hemos estado metidos en todo lo que es voluntariado, pero sentíamos que estábamos muy limitados”, comenta Kattia con una sonrisa. Estudiante de terapia física y con una vocación por ayudar, cuenta cómo gracias a la organización puede ayudar aún a mucha más gente de distintas maneras.

Más que solo salud

Si bien la Cruz Roja es normalmente asociada con la salud o la ayuda en desastres naturales, no significa que sea la única área en la que los voluntarios puedan desenvolverse.

“Cruz Roja es una puerta de oportunidades, abierta para todos aquellos que quieren tomarla”, señala Medina, quien considera que, a diferencia de otras organizaciones, Cruz Roja abarca mucho más. “Si quieres trabajar con niños, puedes trabajar con niños. Si quieres ayudar a los adultos mayores, también existe un área para eso. El voluntario puede desarrollarse en el área que más le guste”, añade.

Con una amplia variedad de opciones y una capacitación especializada, Cruz Roja ofrece no solo ser parte de una comunidad sino también a contribuir con el desarrollo de la sociedad a través de distintos programas.