Nosotros

¿Quiénes somos?

Somos una institución humanitaria, auxiliar de los poderes del Estado; integrada por voluntarias y voluntarios en una red de filiales a nivel nacional, autónoma e independiente tanto en el orden político, administrativo y religioso. La Cruz Roja Peruana se dedica a mitigar y prevenir el sufrimiento humano, fomentando comunidades resilientes enfocadas en el desarrollo sostenible. Esto se logra a través de la acción neutral e imparcial de su personal humanitario, y mediante el constante fortalecimiento de la Sociedad Nacional, todo ello fundamentado en los Principios Fundamentales del Movimiento. Nuestro emblema es una cruz roja sobre fondo blanco, como símbolo indicativo de pertenencia al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Nuestra Historia

La Cruz Roja Peruana, con más de 140 años de historia, es una institución humanitaria fundamental para la comunidad peruana. Realizando una crucial labor en áreas como la salud, la prevención de enfermedades, el bienestar comunitario, la protección de la dignidad humana, la gestión de riesgos de desastres y la ayuda humanitaria a los más necesitados en nuestro país.

La historia de la Cruz Roja Peruana se remonta al año 1879. En ese año el Perú estaba en medio de una guerra con Chile, conocida como la Guerra del Pacífico, durante la cual muchas personas resultaron heridas y enfermas, por lo que la necesidad de atención médica y asistencia humanitaria era crítica.

A raíz de esto, el 5 de abril de 1879 los miembros de la Facultad de Medicina “San Fernando” de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos se reunieron y acordaron donar sus haberes de catedráticos durante todo el tiempo que durara el conflicto. Además, ofrecieron sus servicios profesionales al Supremo Gobierno de entonces y se designó una comisión para que elaborara un proyecto de organización de ambulancias que deberían actuar en el campo de batalla.

Dicha comisión presentó un informe al decano de la facultad, quien se encargó de presentar el proyecto al gobierno: se hablaba de las Conferencias de Ginebra y de la Cruz Roja. El proyecto destacó la importancia de independizar las organizaciones civiles de las militares que debían juntar sus esfuerzos, pues su finalidad era la misma: auxilio y asistencia del soldado enfermo y herido en los ejércitos de campaña. Finalmente, el 17 de abril de 1879 el gobierno del Gral. Mariano Ignacio Prado aprobó el proyecto y se nombró a la junta central.

Nuestra Misión

Ayudamos a prevenir , aliviar y mitigar el sufrimiento humano de las personas y comunidades vulnerables en todas las circunstancias, promoviendo mejoras en su calidad de vida y fortaleciendo el desarrollo de sus capacidades

Nuestra Visión

Consolidarnos como un punto de referencia nacional en acción humanitaria, manteniendo su neutralidad e imparcialidad. Esto será posible gracias al compromiso de sus voluntarios y personal, quienes ofrecerán servicios de alta calidad a las comunidades, contribuyendo así a su desarrollo sostenible. Todo esto se logrará mediante una gestión innovadora, transparente y eficiente.